optek-Danulat Logo
English | Deutsch | Español
Los conversores Control C4000 y Haze Control ahora están disponibles con una interfaz opcional PROFIBUS® PA.

New Profibus® PA Interface
C4000 Converter


New Profibus® PA Interface
Haze Control Converter

Unidades de medida de turbidez

Niveles de turbidez en vasos de precipitado
Absorción
La absorción espectral está expresada por la Ley de Lambert-Beer Y se basa en el trabajo compilado por Pierre Bouguer y Johann Heinrich Lambert hacia el 1700, así como el de August Beer un siglo más tarde.

Las unidades de absorbancia se ven por lo general como 'A', 'A.U.' or 'ABS', presentando las mismas unidades.

Otras unidades como Unidades de Concentración, o Densidad óptica pueden ser medidas a varias distancias. La absorbencia, al ser lineal en la mayoría de las circunstancias, puede ser fácilmente correlacionada a cualquier unidad preferida de medida.

Luz difusa
Alrededor del 1500, Leonardo da Vinci originalmente especulaba que el color del cielo era azul debido a la difusión en las partículas de agua en el aire. No fue hasta en el tardío 1800 que el trabajo científico de John Tyndall y John Strutt, 3er Barón de Rayleigh (Lord Rayleigh), y el posterior trabajo de Gustav Mie que se expandió nuestro entendimiento de este fenómeno.

Hoy Difusión de Rayleigh y Difusión de Mie son dos teorías básicas usadas para expresar la interacción electromagnética de la luz con las partículas. La definición de unidades ha evolucionado con los métodos científicos utilizados.

Los primeros turbidímetros sencillamente usaban el método de absorción (turbidez relativa, transmitancia porcentual, distancia detectable, etc.). Las Unidades de Turbidez de vela de Jackson usaban un cilindro graduado, PPM o sílice como referencia, y la llama de una vela, pero no llegaba a hacer rendición de todas las propiedades de difusión de la luz de las posibles muestras.

En 1926, se comenzaron a utilizar las soluciones de formazin, ya que se presentaban como más constantes y fácilmente reproducibles. Llevar estas mediciones al laboratorio con estándares referenciales primarios de turbidez era recomendado para representar más fielmente las propiedades reales de difusión y crear un estándar referencial más uniforme. Las unidades basadas en soluciones primarias como el formazin son comúnmente usadas en la actualidad y son la base de las Unidades de Turbidez Formazin (FTU por sus siglas en inglés) de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense EPA. FTU es una medición que no especifica ángulo y puede realizarse en cualquier ángulo de detección, aunque ambas la EPA y la ASTM dictan ángulos de medición a 90º.

Las Unidades de Turbidez Nefelométricas (NTU por sus siglas en inglés) específicamente detallan una técnica de medición a 90º y también están basadas en formazin, aunque existen suspensiones de polímeros en suspensión más estables disponibles en el mercado, y se reconocen como una alternativa aceptable.

Estándares de turbidez de formazin expresados en NTU/FTU. Series típicas de turbidímetros de estándares de formazin expresados en NTU/FTU.

Adicionalmente, han sido utilizadas más unidades de medida específicas en la industria, como las unidades Helms (formazin). Las organizaciones de industria cervecera como la Convención Cervecera Europea (EBC) y la Sociedad Americana de Químicos de la Cerveza (ASBC-FTU) emplean sus propias escalas de unidades de turbidez basadas en formazin. Si bien las unidades EBC se utilizan comúnmente como medidas de luz difusa frontal y lateral, ASBC FTU se realiza estrictamente a 90º.

Las Partes Por Millón de sustancia estándar, como PPM de tierra de diatomeas (diatomita), también se utilizan ya que representan un promedio del tamaño partículas deseables para la mayoría de las aplicaciones. Debido a la sensibilidad y selectividad de las partículas que presentan los distintos ángulos de difusión, y la unicidad de diseño de los distintos instrumentos de turbidez, las correlaciones entre instrumentos de distintas técnicas de medición, o diferentes fabricantes, son difíciles y a veces imposibles de lograr, a menos que los componentes de la turbidez sean uniformes y homogéneos. La repetibilidad precisa de los instrumentos es esencial.



Turbidez del mundo real